Ketchup – Información Nutricional y Beneficios; El ketchup es un condimento a base de tomate que se suele utilizar para aderezar alimentos como las patatas fritas o los perritos calientes. Este popular alimento puede contener otros ingredientes además de concentrado de tomate, como vinagre, sal, especias e incluso jarabe de maíz de alta fructosa.

También se utiliza la palabra «catsup», aunque ketchup es el nombre más común en Norteamérica. Es la versión utilizada por las marcas más populares.

El ketchup puede ser una fuente de calorías, azúcar y sodio añadidos, pero como no suele consumirse en grandes cantidades, puede incluirse en una dieta sana.

Ketchup – Información Nutricional y Beneficios

Ketchup – Información Nutricional y Beneficios

Información nutricional del ketchup

Información nutricional para una cucharada sopera (15 g) de Ketchup.

  • Calorías 15
  • Grasa: 0,02 g
  • Sodio: 136mg
  • Hidratos de carbono: 4.1g
  • Fibra: 0,05 g
  • Azúcares: 3,2 g
  • Proteínas: 0,2 g

Carbohidratos

Una ración típica de ketchup aporta 15 calorías y tiene algo más de 4 gramos de hidratos de carbono. La mayoría de los hidratos de carbono proceden del azúcar, y bastante menos de un gramo de fibra. Un paquete típico de ketchup es más pequeño que una cucharada (10 gramos), por lo que tiene menos calorías, hidratos de carbono y azúcar.

Hay algunas marcas de ketchup que no contienen edulcorantes añadidos. Es probable que éstas tengan menos hidratos de carbono. Por ejemplo, una marca sin edulcorantes (Heinz) aporta 10 calorías, 2 g de carbohidratos y 1 g de hidratos de carbono por ración de una cucharada.

La carga glucémica estimada de una ración de una cucharada de ketchup es de 2, lo que lo convierte en un alimento de bajo índice glucémico. La carga glucémica tiene en cuenta el tamaño de la ración al estimar el impacto de un alimento en los niveles de glucosa en sangre.

Grasas

El ketchup es muy bajo en grasas, ya que sólo aporta 0,02 g por ración.

Proteínas

El ketchup también es bajo en proteínas, con sólo 0,2 g en cada ración de una cucharada.

Vitaminas y minerales

Como el ketchup se consume en cantidades tan pequeñas, no es una buena fuente de micronutrientes. dentro de los beneficios del ketchup, los tomates tienen un alto contenido en vitamina C y vitamina A, y también pueden ser una buena fuente de vitamina K, potasio y manganeso (según la cantidad consumida). Pero no es probable que consumas suficiente ketchup para obtener niveles sustanciales de ninguno de estos nutrientes.

Calorías

De nuevo, como el ketchup suele consumirse en pequeñas cantidades, no suele ser una fuente significativa de calorías. ¿Cuántas calorías tiene el ketchup? Una cucharada tiene 15 calorías.

Beneficios para la salud

Los alimentos como el ketchup que se consumen en cantidades muy pequeñas no es probable que tengan un impacto considerable en tu salud, por lo que los beneficios del ketchup van a ser muy reducidos.

Incluir tomates en tu dieta puede aportar beneficios porque contienen licopeno y otros compuestos con potencial antioxidante. Pero no es probable que comas suficiente ketchup para obtener estos beneficios.

Sin embargo, hay algunas fuentes que promueven los beneficios para la salud del ketchup. Puede ser útil examinar las afirmaciones y la ciencia que las sustenta. En muchos casos, los estudios citados no respaldan realmente los beneficios para la salud del ketchup.

Reducción del riesgo de cáncer de próstata

Un estudio publicado en 2010 examinó la relación entre los productos alimenticios a base de tomate y el riesgo de cáncer de próstata. Los investigadores sugirieron que los productos a base de tomate contienen fitoquímicos anticancerígenos que pueden influir en los niveles de riesgo de los hombres. También sugirieron que podrían diseñarse nuevos productos alimenticios a base de tomate, también conocidos como alimentos funcionales, para atacar la carcinogénesis de próstata.

Sin embargo, el ketchup no se menciona en el estudio, salvo para decir que el ketchup y el zumo de tomate constituyen alrededor del 15% del consumo total de productos a base de tomate en España. Los investigadores no sugieren que consumir ketchup en cantidades típicas tenga ningún efecto sobre el riesgo de cáncer de próstata.

Menor riesgo de enfermedad cardiovascular

El licopeno de los tomates se asocia a un menor riesgo de enfermedades cardiacas. Un estudio demostró que la suplementación con licopeno puede mejorar la función endotelial en pacientes con enfermedades cardiovasculares, pero no en voluntarios sanos.

Sin embargo, estos investigadores no estudiaron el impacto de los tomates o de los alimentos a base de tomate, sino sólo del compuesto licopeno. Así que no está claro si este beneficio lo obtendrían o no quienes consumen ketchup en cantidades típicas.

Puede reducir las LDL

Los niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (LDL), también conocidas como colesterol «malo», pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiacas. El licopeno puede ser beneficioso para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, y un estudio adicional ha descubierto que el zumo de tomate puede reducir los niveles de LDL.

Complementar la dieta con zumo de tomate, como descubrió este estudio, puede tener un resultado beneficioso tanto en el LDL como en el HDL (colesterol «bueno»). Los resultados se atribuyeron al zumo de tomate, no al ketchup, por lo que se necesitaría más investigación para ver el impacto del ketchup en los niveles de colesterol.

Reducción del riesgo de otras enfermedades

En un resumen publicado sobre los beneficios del licopeno, los investigadores señalan que cuando los tomates crudos se procesan con calor, como en la elaboración del zumo de tomate, la pasta de tomate o el ketchup, el licopeno natural se transforma en una forma más fácil de utilizar por el cuerpo humano.

Los autores del estudio mencionan el fuerte potencial antioxidante del licopeno y señalan que el licopeno puede ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares y los cánceres de próstata, mama, pulmón, vejiga, ovarios, colon y páncreas.

El ketchup contiene entre 9,9 mg y 13,44 mg de licopeno por 100 gramos, mientras que los tomates frescos contienen entre 0,88 mg y 7,44 mg de licopeno por 100 gramos. Aunque esa disparidad pueda hacer pensar que el ketchup contiene más licopeno, es importante tener en cuenta el uso típico de cada alimento.

No es probable que alguien consuma 100 gramos de ketchup. Una cucharada sopera equivale a unos 15 gramos. Para obtener todos los beneficios del ketchup tendrías que consumir casi siete raciones de ketchup para obtener 100 gramos. Una sola ración de ketchup sólo aportaría unos 1,5 mg de licopeno. Un tomate grande y entero, sin embargo, puede pesar 185 gramos o más. Si consumes una ensalada de tomate con 200 gramos de tomate fresco, te beneficiarías de 1,6 mg a 15 mg de licopeno.

Alergias

Las personas alérgicas al tomate no deben consumir ketchup. Quienes tienen alergias relacionadas (incluida la alergia al látex o a ciertas gramíneas) también pueden tener una reacción al consumir ketchup. Los síntomas de la alergia oral pueden incluir picor o hinchazón de la boca, cara, labio, lengua y garganta. Los casos graves pueden implicar dificultad para tragar o respirar.

Ver Cómo Enseñar a un Niño a Tragar Pastillas

Efectos adversos

Las personas con intolerancia al gluten deben tener cuidado al consumir ketchup. Aunque las marcas no incluyen necesariamente ingredientes con gluten en su producto, el ketchup está sujeto a contaminación cruzada.

Además, quienes vigilen su consumo de azúcar o sodio deben leer la lista de ingredientes y la etiqueta de información nutricional al elegir el ketchup. Muchas marcas incluyen azúcares añadidos y la mayoría incluyen el sodio como ingrediente.

Variedades

Hay muchas marcas distintas de ketchup y diferentes estilos mas o menos con los mismos beneficios. Las marcas más populares contienen ingredientes similares, como concentrado de tomate, vinagre, azúcar, sal y otros sabores y especias. Incluso las variedades ecológicas o las etiquetadas como «naturales» suelen contener azúcar y sodio añadidos.

Ver Importancia de la Agricultura Sostenible

Algunas marcas también ofrecen variedades de ketchup con bajo contenido en azúcar y sodio. También encontrarás ketchup aromatizado y recetas de ketchup de miel, ketchup de curry en polvo, ketchup de sriracha, ketchup de mole y ketchup de vinagre balsámico.

Almacenamiento y seguridad alimentaria

¿Cuánto tiempo dura el ketchup abierto? Los condimentos comerciales como el ketchup suelen ser buenos durante seis meses si se refrigeran después de abrirlos. El ketchup comercial es seguro si se conserva a temperatura ambiente después de abrirlo. La calidad, no la seguridad, es la razón por la que las etiquetas de estos productos sugieren que se refrigeren después de abrirlos.

Cómo prepararlo

Aunque puedes comprar ketchup fácilmente en cualquier tienda de comestibles, también puedes hacerlo en casa. Cuando preparas ketchup en tu propia cocina puedes controlar los ingredientes y hacer un condimento que se adapte a tu patrón de alimentación.

Ver Evolución de la Cocina Americana

Para hacer tu propio ketchup, empieza con tomates frescos del huerto. Visita un mercado agrícola en verano o cultiva los tuyos propios para obtener una cosecha sabrosa. Si no dispones de tomates frescos, compra tomates pelados en conserva sin azúcar ni sodio añadidos.

Ver Curso Agricultura Ecológica

Utiliza una olla de cocción lenta para cocer los tomates durante 10 o 12 horas, junto con los condimentos que elijas. Pueden ser sal, sal de apio, cebolla en polvo, pimienta de cayena, clavo, pimienta negra, ajo o ajo en polvo. Algunas personas añaden también salsa Worcestershire o canela.

Cuando la mezcla se haya cocinado y ablandado, utiliza una batidora de inmersión para crear una textura uniforme y cremosa. También puedes utilizar una espumadera para eliminar la piel del tomate. Una vez frío, ajusta el condimento al gusto. El ketchup casero debe guardarse en el frigorífico y utilizarse en dos o tres semanas.

Añade ketchup a las patatas asadas, a los huevos revueltos o a tu receta favorita de pastel de carne. También puedes utilizar el ketchup como salsa de cóctel para gambas, o hacer un sabroso adobo para carne combinándolo con salsa de soja, aceite de sésamo y jerez.

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación “Ketchup – Información Nutricional y Beneficios«, te animamos a estudiar un Máster en Nutrición!

Inicio » Información nutricional » Ketchup – Información Nutricional y Beneficios
Doctrina Qualitas